Etapa para cazadores y esprínters ayer en el Giro de Italia. En un día marcado por la lluvia, los ciclistas tuvieron que superar 214 kilómetros entre Osimo y el circuito de velocidad de Imola. La victoria fue para el irlandés Sam Bennet (Borga-Hansgrohe) en un esprint que no fue un esprint al uso. La lluvia, dos fugados con cierta ventaja y la falta de poderío en los trenos de los esprínters provocó que el tránsito final por el trazado de Imola fuera un poco caótico y, a la vez, más emocionante. Bennet aprovechó bien sus bazas y se adelantó al esprint del grupo para ganar con cierta suficiencia. En la clasificación general no ha habido cambios destacables. Así fue la 12ª etapa del Giro de Italia 2018:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This