En la segunda etapa del Tour de Romandía tuvo lugar otro desafortunado accidente entre coche y ciclista. Recién afectado por una caída junto a otros participantes, Jesper Hansen (Tinkoff-Saxo) remontaba la fila de vehículos en busca del pelotón cuando, de repente, al médico de carrera se le ocurrió buscarse trabajo: abrió la puerta de su Skoda y con ella noqueó al ciclista danés. No es la primera vez que vemos este tipo de sucesos esta temporada: recordad los coches neutros de Flandes, sin ir más lejos. Esperemos que sea la última.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This