El fabricante estadounidense de componentes de bicicletas SRAM nos abre las puertas de su cuartel general de operaciones para mostrarnos cómo se desarrolla su día a día.

Sus oficinas alojadas en Chicago, estado de Illinois (EE.UU.), son todo un ejemplo de integración total, y es que la bici está presente en cada uno de los rincones de sus modernas instalaciones. Todo está pensado, hecho y destinado para que los trabajadores de SRAM no pierdan de vista su objetivo, el de evolucionar el sector de la bicicleta hacia nuevos horizontes.

Todo está cuidado al máximo detalle, y el funcionamiento parece seguir la filosofía de las empresas tipo Google o Apple. Los empleados pueden llegar y aparcar su bici, ducharse e incluso seguir pedaleando durante su jornada laboral a lo largo de los carriles bici que recorren sus extensos pasillos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This