La temporada 2018 no ha empezado bien para Vincenzo Nibali. El líder del Bahrain-Merida tenía que causar la primera baja de la Vuelta a San Juan (2.1) en Argentina por problemas estomacales con fiebre añadida, por lo que no ha podido tomar la salida en la primera prueba que tenía prevista en este año. Nibali, que hoy ya se encontraba mejor, ha lamentado no poder tomar parte en la ronda argentina. El país donde debuta cada año, ahora en San Juan y antes en San Luis.

“Comí algo y no me sentó bien. Ayer tenía una pesadez impresionante en todos los músculos. No podía hacer nada”, ha declarado el ‘Squalo’ al diario italiano La Gazzetta dello Sport. Además, ha enfatizado que el malestar le vino en el peor momento posible: un par de horas antes de empezar la carrera: “Si me hubiese pillado en plena competición, habría acabado aunque fuese sufriendo”, ha dicho.

“Cosa de un día”

Evidentemente, no es el primer virus que afecta a Nibali a lo largo de su extensa trayectoria deportiva. Para él, esto es “cuestión de un día”, y espera en las próximas jornadas poder entrenar ya con normalidad para estar de vuelta a la competición en la siguiente prueba de su calendario para coger la chispa que debería haber adquirido aquí.

etixx-quickstep-doha-2016-fernando-gaviria

Eso sí, el italiano deja ‘huérfano’ a su equipo en la ronda argentina. Una prueba donde, por cierto, Nicolo Bonifazio hacía ayer segundo detrás de Fernando Gaviria. El colombiano sí se ha estrenado de la mejor manera posible: ganando. Y ya van tres años seguidos empezando con victoria para él, que este año se ha propuesto hollar el Tour de Francia.

Regreso en Omán

Volviendo a Nibali, todo indica que no va a pasar de ahí, de un problema de salud que se quedará en anecdótico a medida que vayan pasando los días. De momento, el campeón transalpino asegura que no tiene previsto cambiar su programa de competición. La siguiente para de su calendario era, y seguirá siendo, el Tour de Omán del 13 al 18 de febrero.

En la cita omaní tiene una llegada muy apta para sus condiciones, la Green Mountain. De todas formas ahora sí es cierto que afrontará la prueba sin ningún ritmo de competición. “Esta carrera era importante para ir cogiendo ritmo”, asegura Nibali, que este año tiene puesto como objetivo el Tour de Francia. Obviamente, todavía queda mucho tiempo hasta julio por lo que este traspiés no debe tener mayor importancia. Pero no es el mejor comienzo posible, eso está claro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This