Vuelta al País Vasco: Arrate al final, crono llana y bonificaciones

Empieza la cuenta atrás para una Vuelta al País Vasco que llega con una edición muy renovada. No sólo por lo puramente novedoso del trazado, que sin ser demasiado sí introduce cambios bastante importantes. Pero también por el sistema de competición, con la introducción de bonificaciones en la línea de meta y los sprints intermedios, y el maillot azul de mejor joven de la carrera.

Julián Eraso, Presidente de Organizaciones Ciclistas Euskadi (OCETA), ha revelado de qué forma entran en juego las bonificaciones, de 6, 4 y 2 segundos en meta, y de 3, 2 y 1 en los sprints intermedios. No son tantos segundos como en otras pruebas, pero sí pueden ser desequilibrantes.

Crono llana

Una de las señas de identidad de la carrera era precisamente que hasta la contrarreloj individual tenía repechos, cuando no incluso algún puerto corto. Baste recordar la que ganó Alberto Contador allá por 2016. Pero este año será prácticamente llana y por una zona donde el viento puede erigirse en verdadero protagonista. Un trazado de 19,4 kilómetros con salida y llegada en Lodosa.

alejandro-valverde-volta-catalunya-alberto-contador-chris-froome

Valverde ganó la edición 2017

Antes de la crono habrá dos etapas con emboscadas –la primera en Zarautz y la segunda en Bermeo tienen el último puerto a siete kilómetros de meta- y un sprint más o menos claro en Valdegovía. Por tanto, los escaladores deberán ir con todo para tratar de distanciar a los más rodadores, que en esa crono pueden generar diferencias.

Arrate, al final

Sólo habrá un final en alto en la ronda vasca. Será en una etapa muy parecida a la última jornada de la París-Niza, en este caso con Eibar como protagonista. La pequeña ciudad armera verá la salida de la etapa, que terminará en el Santuario de Arrate pero no por la vertiente típica de Izua sino desde Usartza, más corta pero también mucho más empinada y con una media al 12,7% durante tres kilómetros.

vuelta-pais-vasco-arrate

Arrate, el único final el alto de la carrera.

Antes de eso habrá otros siete puertos puntuables. Cuatro de ellos serán de tercera categoría, un terreno donde probablemente se pueda formar la fuga, o si el pelotón decide no dejar ninguna escapada –o si se filtra algún pretendiente a la general- lo que puede ocurrir es que se rompa la carrera del todo. Hacia la mitad se subirá Eigeta. Después, una vez más, Izua y por Urkarregi con la cima a 18 de meta. Desde ahí, descenso a Eibar y para arriba de nuevo.

Muchas figuras del pelotón han anunciado ya su presencia: Vincenzo Nibali, Nairo Quintana, Mikel Landa, Wilco Kelderman o Romain Bardet están entre los que han puestos sus ojos en la ronda vasca, una de las pruebas más prestigiosas del calendario. Apenas queda ya un mes para el comienzo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.