Hace cuatro meses y medio en Ponferrada, Bradley Wiggins dio una exhibición de cualidades y personalidad rematada con una foto bebiendo cerveza en la habitación de su hotel. Hoy, en el circuito de velocidad de Lusail, ha alardeado por primera vez del premio: el maillot arcoíris que honra al campeón del mundo contrarreloj.

La cita, una crono individual valedera como tercera etapa de una Vuelta a Qatar que, según él,“es horrible y nadie disfruta”, la saldó con una tercera posición tras Fabian Cancellara y Niki Terpstra, nuevo líder de la general de la ronda más antigua y prestigiosa del Golfo. Aun así, gran parte de los focos fueron para el corredor británico, su vestimenta y la Pinarello especial que montó.

En principio volverá a lucir estampa en París-Niza y Tres Días de la Panne; no obstante, disfruta la de hoy con esta galería difundida por Team Sky que hemos colgado en nuestro Facebook.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This