La Guardia Civil está investigando la aparición de varias trampas contra bicis y motos con clavos para impedir el tránsito de vehículos por el monte, en Galicia, en el término de municipal de Gondomar.

Se trata artilugios metálicos provistos de clavos, con dos vástagos por su parte inferior para facilitar y asegurar su anclaje y sujeción en el terreno. Todos ellos estaban colocados y disimulados con maleza sobre un sendero que discurre por un terreno forestal que, a pesar de estar cercado, tiene un acceso practicable.

Según informa la prensa local, una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) habría localizado tres de estos artefactos a raíz de una alerta ciudadana.

La patrulla del Seprona que se ha personado en la zona ha retirado las trampas y ha iniciado una investigación para conocer la identidad del presunto autor  con el objeto de dirimir posibles responsabilidades penales.

No es la primera vez que se localizan este tipo de trampas contra motos en los bosques del país, en lo que significa una práctica que además de ilegal, pone en serio peligro la integridad de las personas.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.