Yelmo es el nombre con el que se conoce a los cascos que formaban parte de la armadura de los guerreros medievales. El Yelmo los protegía en sus duras conquistas. Y Catlike toma prestado este concepto para dar nombre al nuevo e innovador modelo de casco, que ha sido diseñado para las batallas más arriesgadas en la montaña, como puede ser la práctica de Enduro y que llegará a los puntos de venta Catlike durante el mes de diciembre.

Descensos, gargantas, desfiladeros, laderas, crestas, aristas, cumbres. No importan las condiciones, sólo importa el camino. Y para protegerte en cualquier tramo, el Yelmo está equipado con todas las características que un guerrero pueda necesitar en la montaña. Prestaciones y tecnologías que lo hacen destacar dentro de toda la gama de cascos MTB, siendo el casco más seguro, dinámico y versátil.

Ni el trayecto ni la noche podrán detenerte. Porque el soporte integrado en la parte superior del casco te da la posibilidad de enganchar una cámara de acción con la que capturar todas tus hazañas. Y porque, si eres de los que se atreven a disfrutar de la montaña durante la noche, el soporte también es compatible con focos de luz que permiten iluminar tu ruta, para ver y para ser visto.

El departamento de Desarrollo e Investigación de Catlike ha trabajado durante meses con el objetivo de obtener un innovador mecanismo que permita incorporar una visera regulable con cinco posiciones distintas. El resultado: Visor 5P. De esta forma el ciclista tiene la capacidad de decidir cuál es la posición que mejor se adapta a la situación del momento. El ajuste de la visera resulta muy sencillo, pudiendo moverse entra las distintas posiciones tan sólo con una ligera presión. Y para extraerla, se deslizará hasta el último punto y se desenroscará de los laterales.

La contribución de Boa Technology llega también a este nuevo modelo de casco con la misión de conseguir un ajuste excepcional, rápido e infalible. El sistema de retención del Yelmo fusiona la precisión de la rueda de ajuste milimétrico Boa IPF1 y la resistencia de los cordones de acero inoxidable, con la estructura del sistema de retención MPS eVo que asegura una sujeción y confort total para cualquier tipología de cabeza.

El Yelmo ha sido diseñado para conjugarlo con el uso de gafas de ciclismo tipo máscara, para aquellos que necesitan una protección amplia de la zona ocular en prácticas extremas de Mountain Bike. Esto se consigue gracias a un gancho de banda elástica situado en la parte trasera del casco que permite la sujeción de las gafas. Y en las áreas laterales del casco, una superficie con relieve antideslizante favorece la sujeción y el apoyo de la goma de las gafas.

La protección ante golpes está más que asegurada con Yelmo gracias a la construcción en doble carcasa en el momento de la inyección, con la que se mejora la absorción de impactos. Además el Yelmo está equipado con sistema Low Nape Protection con un diseño que cubre la zona de la nuca, protegiendo una parte muy delicada frente a impactos.

Seguro que cuando pisas la cumbre tras una subida excavada en la piedra viva; o cuando tomas aire antes de lanzarte a un descenso entre pinares; cuando el sol y la lluvia caen a plomo sobre las ramas que esquivas; o quizá cuando los baches martillean tus brazos durante una bajada técnica, no piensas en la armadura que te protege. Pero nosotros sí, porque somos expertos en cascos MTB.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.