Ya hace ahora cerca de dos años que Yeti presentó en el festival Sea Otter su primera bici con el sistema de suspensión trasera Switch exclusivo de la marca. Aquella SB66 de aluminio, que posteriormente apareció en carbono, dio mucho que hablar por su funcionamiento absorbente pero también efectivo. Hoy, Yeti ha trasladado ese mismo concepto a sus nuevas bicicletas de 29 pulgadas, con idéntico resultado. Os presentamos la SB95.

Yeti, una de las firmas míticas del MTB, siempre se ha caracterizado por ser una de las marcas a las que más les ha gustado innovar y probar con diferentes sistemas de suspensión. Ya desde sus inicios, las dobles suspensiones fueron su fuerte, y la evolución les hizo contar con modelos de lo más exclusivos. Estos últimos años, esto se ha acelerado y hemos podido ver bicis con sistemas tan diferentes al resto de la competencia como el de la 303 de descenso, con raíles en forma de guía para el amortiguador. A pesar de que aquel diseño no fructificó como les hubiese gustado, desde la pasada temporada cuentan con el sistema de suspensión Switch, un concepto exclusivo como pocos, pues aunque trabaja con un punto de giro concéntrico, no está situado en la caja de pedalier como en otras marcas, sino por encima de ésta.

La SB66 de 150 mm de recorrido trasero era hasta la fecha el único modelo en el catálogo de los americanos que equipaba este sistema de suspensión con eje concéntrico denominado Switch. La pasada temporada fue presentado el mismo modelo fabricado en carbono, mientras que para esta campaña 2013 -aunque ya apareció unos meses antes de empezar la temporada propiamente dicha-se ha presentado la SB95 con ruedas de 29 pulgadas; la segunda 29er del catálogo de Yeti, junto con la hardtail Bigtop 29. Y la apuesta ha sido fuerte, ya que se ha ido a buscar una bici sobre todo divertida y absorbente, puesto que la SB95 cuenta con 127 mm de recorrido trasero, aunque, como veremos más tarde, también tiene sorpresas.

Diversión en 29er

Por la experiencia que hemos adquirido estos últimos años por lo que a 29er se refiere, podemos decir que la apuesta de Yeti de empezar con una doble 29er de 127 mm es, como poco, atrevida. Igual que pasa con la Commençal Meta AM 29, que también puedes ver en este mismo número de la revista, la filosofía de la marca es de hacer bicis para la diversión del usuario, de ahí que se apueste por esta bici.

Para empezar, el cuadro de la SB95 está fabricado en aluminio hidroformado con tubos de dimensiones considerables. Igual que pasó con la SB66, suponemos que pronto estará entre nosotros la versión de carbono, aunque por el momento tendremos que esperar. A pesar de que todo el cuadro es espectacular, sobresale el trabajo realizado en el triángulo trasero, por su marcada imagen de robustez y sus detalles. Es espectacular. Además, cuenta con soporte para pinza de disco directo postmount y cableado interno para el cambio. Se ha pensado para poder montar cualquier tipo de eje de rueda, que en el caso de la unidad probada era de 142×12 mm. Hay que decir que también puede albergar un eje convencional, aunque no lo aconsejemos, ya que perderíamos rigidez.

La rigidez que muestra la FOX 34 es espectacular. La opción de poder escoger entre 110 ó 140 mm de recorrido también es una ventaja.

Al tubo superior, que parte de la también robusta pipa de dirección, se le ha otorgado un interesante slooping para ganar en agilidad. Para que el tubo de sillín no sufra por esto, se unen los dos tubos mediante un pequeño refuerzo que nos asegurará una perfecta rigidez. La caja de pedalier está preparada con el anclaje ISCG, por si quieres equipar tensor de cadena. Su sistema de suspensión trasera es el Switch específico de la marca, que se basa en un punto de giro concéntrico justo encima de la caja del pedalier. Un sistema exclusivo y muy diferente a los del resto de las marcas, y que encontrarás más detallado en un recuadro explicativo específico del sistema.

Vestida de seda

Aunque Yeti siempre ha estado asociada a la típica marca que pone a nuestra disposición un cuadro suelto para posteriormente hacer el montaje a nuestro gusto, estas últimas temporadas también ofrece la posibilidad de comprar la bici totalmente montada con diversas gamas de componentes. En el caso de nuestra SB95, estamos hablando del modelo denominado Race XT.

La horquilla es una FOX 34 Talas CTD de 110-140 mm de recorrido y tratamiento Kashima Coat. El amortiguador también es un FOX Float CTD con Kashima. Para la transmisión contamos con la presencia total de un Shimano XT con pedalier de triple plato. Los frenos también son unos XT, mientras que en el caso de las ruedas es DT Swiss quien pone el sello. En cubiertas, la apuesta es por otra marca que ofrece máximas garantías, como es el caso de Maxxis, con un Ardent en la rueda delantera y un Ikon en la trasera. El manillar es un espectacular Easton Heaven Carbon y viene acompañado de una potencia Thomson Elite X4; la tija de sillín es una Elite de la misma marca y el sillín es un WTB customizado para Yeti. En definitiva, un conjunto de componentes que dejan la bici en un peso de 13,610 kg, algo elevado, sí, pero ahí tiene mucho que ver el cuadro y su sistema Switch.

Perfecto equilibrio

Lo primero que notamos al posicionarnos sobre la SB95 es que nos encontramos con un manillar demasiado elevado aun situando la potencia lo más abajo posible. Es por eso por lo que deberíamos colocar la potencia hacia abajo. A esto se le suma la ayuda que ofrece la horquilla de poder escoger entre dos recorridos, lo que nos posicionará correctamente en función de si subimos o si bajamos.

El amortiguador que acompaña al sistema Switch es un FOX Float CTD con tratamiento Kashima.

Ya en marcha vemos rápidamente lo bien que funciona la bici bajando. Y es que parece que todo lo hace bien. Sube bien y baja bien. El equilibrio es total, aunque si hilamos fino, diremos que baja mejor de lo que sube. La absorción es muy buena en todo momento, y magnífica en el dial Descend, tanto en horquilla como en amortiguador. Si colocamos los diales en la posición Climb, la verdad es que la respuesta es muy efectiva a la hora de subir -también en Trail, ya que no existe demasiada diferencia respecto a la Climb-. Subiendo por zonas rotas notamos perfectamente cómo va dibujando el terreno sin problemas a la vez que va escalando. Sin duda, ha sido una sorpresa en este aspecto.

Su manejabilidad es mejor, y disfrutaremos de una buena agilidad que hará que podamos divertirnos tanto como queramos. El cuadro lo notamos en todo momento perfectamente rígido, sin más. En cuanto al resto de los componentes, diremos que todo funcionó perfectamente. Los frenos Shimano XT van de maravilla, pero hay que destacar también el conjunto de la transmisión. Nos gustó mucho el manillar por su forma, que ayuda a la manejabilidad en la parte delantera. Sólo decir que nos hubiese gustado contar con una tija telescópica regulable (por el precio de la bici ya la podría llevar)y con doble plato en lugar de tres, más adecuado para este tipo de bicis.

En resumen

Resumiendo, podríamos decir que la Yeti es una bici muy equilibrada con la que podremos hacer lo que queramos siempre que asumamos que es una bici de 130 mm de recorrido con ruedas 29er, lo que equivale a una bici all mountain de 26” en toda regla. No esperes hacer una carrera de cross country con ella, pero tampoco morir en las subidas; muy al contrario, te sorprendera. Su sistema Switch actúa correctamente y ofrece un buen tacto de los 130 mm de recorrido trasero, pero tendremos que asumir el extra de peso y mantenimiento que conlleva el eje concéntrico.

Sistema de suspensión trasera Switch

El exclusivo sistema de suspensión trasera Switch de Yeti es algo más complejo de lo que a priori pueda parecer, pero su objetivo es claro: conseguir una suspensión trasera efectiva tanto a la hora de bajar como a la de subir. Se basa en un punto de giro principal [1] situado justo encima de la caja de pedalier. Hasta aquí todo normal, pero es que este punto de giro está situado en otro punto de giro mayor [2], que puedes ver en la imagen en color azul.

De esta manera, estamos hablando de un punto de giro concéntrico en constante movimiento, que pretende mantener independientes las fuerzas aplicadas a los pedales con las fuerzas recibidas por los impactos, ya que se intenta conservar invariable la distancia entre el eje de la rueda trasera y el del pedalier, haciendo que la cadena no sufra tensiones no deseadas que afecten al sistema. Además de con este punto de giro principal, contamos con otro [3] que une los tirantes del triángulo trasero a la bieleta de desmultiplicación del sistema, a la que también queda anclado el amortiguador justo encima de él. Lógicamente, este punto de giro también cuenta con rodamientos sellados.

Como inconvenientes de este sistema nos encontramos el hecho de contar con el punto de giro concéntrico; tendremos un extra de peso que afectará al conjunto. Además de esto, la complejidad mecánica hará que, sobre el papel, necesitemos más mantenimiento, a pesar de ser un rodamiento sellado. En Yeti tardaron dos años en desarrollar el diseño, pero ha valido la pena.

A favor

  • Equilibro absorción-pedaleo perfecto
  • Geometría muy acertada

En contra

  • Incremento de peso por el sistema
  • Mayor complejidad y mantenimiento del sistema

Ficha técnica

Yeti
SB95
5.380,10 euros
13,610 kg (sin pedales)
140-110 mm / 130 mm
CUADRO
Material: Aluminio
Tallas: S, M, L y XL
Cuadro: 2.199 euros
SUSPENSIONES
Horquilla: FOX 34 Talas CTD Kashima. 110 o 140 mm de recorrido regulable
Amortiguador: FOX Float CTD Kashima
TRANSMISIÓN
Pedalier: Shimano XT / 24-32-42 / Bielas 175 mm
Casete: Shimano HG cs-M771 / 11-36
Cadena: Shimano HG-94
Pedales: No incluidos
Mandos de cambio: Shimano XT
Cambio: Shimano XT
Desviador: Shimano XT
RUEDAS
Llantas: DT Swiss XR400Bujes: DT Swiss 350 15QR delantero y 142×12 mm trasero
COMPONENTES
Neumáticos: Maxxis Ardent 2.40” y Ikon 2.20” trasero
Frenos: Shimano XT. Diámetro discos:180 mm delantero y trasero
Manillar: Easton Heaven Carbon / 720 mm
Potencia: Thompson Elite X4 / 90 mm
Dirección: Cane Creek Forty 1”1/8 – 1.5”
Tija de sillín: Thompson Elite
Sillín: WTB Yeti custom
MÁS INFO
Bicimax. www.bicimax.pt, www.yeticycles.com

 

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.