Zone DPMX: un potenciómetro en tus zapatillas de ciclismo

Después de seis años de desarrollo y tras superar su objetivo de recaudación (vía crowdfunding) en menos de un día, parece que el primer potenciómetro 100 % portátil del mundo empezará a producirse.

El Zone DPMX de Brim Brothers será el primer potenciómetro que llevará el ciclista sobre sí mismo, y no en su bicicleta. De esta manera se convierte en una original y práctica solución que permitirá al usuario medir sus datos de potencia con total independencia de la bici que esté usando.

El funcionamiento del Zone DPMX parte de dos sensores separados que miden la potencia y cadencia del ciclista. El sensor de potencia se encuentra entre la cala y la suela, mientras que la cadencia es medida por otro dispositivo que se coloca sobre la puntera de la zapatilla. Hay que añadir que por el momento, el Zone DPMX, solo será compatible con sistemas de fijación y pedales Speedplay.

zone-dpmx-potenciometro-zapatillas-ciclismo-3

En la parte superior, el sensor de cadencia y, en la parte inferior, el sensor de potencia.

En su primera versión, habrá una opción para una pierna y otra para dos. El potenciómetro solo agregará 44 gramos al conjunto de las zapatillas y, aunque no es el más ligero del mercado, será el único en poder usarse en distintas bicicletas sin tener que montarlo y desmontarlo. Sobre esta cuestión, aseguran que su montaje es muy simple, tanto como colocar unas calas.

>>> Limits: El potenciómetro más barato y compatible del mercado

En cuanto a la duración de la batería, el Zone DPMX ofrece unas 15 horas de autonomía y una recarga de unas dos horas. Utiliza el protocolo de transmisión de datos ANT+, así que es compatible con todos los ciclocomputadores y relojes que integren esa tecnología. No hay ni una pieza que dependa de la bicicleta, por tanto el medidor de potencia va siempre con el ciclista y es totalmente portátil.